Make your own free website on Tripod.com
UNA ESTAMPA DEL SENDERO # 4

ENCUENTROS CON EL MAESTRO

Otra cerveza por favor, yo estaba
disfrutando feliz con los amigos
las risas y alegrías se desbordaban
todos los goces eran bienvenidos

Que tiempos tan felices yo vivía
recuerdo que a mi nada me faltaba
ni dinero ni amor todo allí estaba
presente y porvenir me sonreían

Regresaba de noche ya cansado
de la bebida y las pláticas que tuvimos
mas al irme a dormir algo me indujo
a ver televisión aún agotado

Notable personaje se veía
en la fase final de un programa
en esta noche hablamos se llamaba
era Jorge Salván, quien conducía

Bien Maestro sereno le decía
al personaje que él entrevistaba
que es eso que cuelga de su pecho?
es la cruz del Acuarius contestaba

Sólo fue unos segundos que yo estuve
o quizá dos minutos a lo sumo
más sólo eso bastó con eso tuve
para trasladarme cual viento lleva el humo

Al auto me subí y presuroso,
a la televisión llegué muy agitado
y a la puerta llamé muy temeroso
de que el Maestro se hubiese ya ausentado

Aquí no hay nadie el velador hablaba
sólo fue una entrevista antes grabada
¿dónde lo puedo ver? Él me informaba
su conferencia impartirá mañana

Prontamente yo me hube informado
y el temprano me fui para escucharlo
el salón lleno estaba hasta el estrado
muchos hippies reuniéndose a esperarlo

Una gran discusión inesperada
entre público y hippies se produjo
al estrado subió un hippie y gritaba
sin saber la causa que lo indujo

Y en esta conmoción que fuerte estaba
al fondo apareció una gran figura
la situación inmóvil observaba
se ignoraba ese momento su postura

Tendrá grande temor me preguntaba
o estará esperando el desenlace
de pronto en el bullicio él avanzaba
con poder y majestad se presentaba

Sus brazos elevó solemnemente
la multitud quedose consternada
el micrófono apartó inmediatamente
y el discurso multitud entusiasmada

Sus palabras brotaron cual torrente
sabiduría vertiendo en el mom
absortos sus mensaje escuchaban
la magia de su ser suspendió el tiempo

AL final al bajarse del estrado
toda la multitud lo rodeaba
deseando prolongar lo que había hablado
el momento de verle yo esperaba

Quién será ese ser me preguntaba
que al grupo conquistó imponente?
tan sólo con sus manos levantadas
y su voz que fluía como torrente

Después de su encuentro yo fui otro
todo dentro de mi se había cambiado
mis esquemas antiguos se habían roto
desde la eternidad le había esperado

Al filo de la noche todos fueron
sólo su esposa fiel lo acompañaba
una caja con libros ofrecieron
mas todos se habían ido sólo estaba

El es mi Gran Maestro se llamaba
Doctor José Manuel Estrada
y su esposa Carlota Castañeda
en el tiempo esperé yo su llegada

PAER. Bogotá, Junio 17 del 2000