Make your own free website on Tripod.com

ESTAMPA DEL SENDERO No. 54


El amanecer fue apareciendo, la oscuridad se escondía en el lejano horizonte.
Me quede contemplando las montañas que se elevaban frente a mí.
Cuando llegue todo era oscuridad, salvo por unas distantes luces que parecían haberse detenido en su peregrinar sobre los altos mástiles que la sostenían.

Ya los dedos rosados de la aurora
irradiaban su luz en los espacios
regando con mil flores la alborada,
pintando de colores el entorno,
las aves y cascadas entonaban
el himno que anunciaba la llegada
de un día cargado de ilusiones
de sueños, de cantares y esperanza


Habíamos llegado al lugar denominado "Hotel Páramo la Culata", para realizar un retiro de Ashram los días 26,27 y 28, del mes de octubre del 2001.

Durante el trayecto nos cubrían nubes de niebla y de lluvia.

Al amanecer rodeados de naturaleza realizamos Pranayama y diferentes disciplinas físicas, después la Ceremonia Cósmica, desayuno, descanso, practica de hatha yoga y curación colectiva.

El Rv. Gag-pa Luis Ramón Guerrero nos había recomendado permanecer en silencio durante estos días, así que durante el almuerzo escuchábamos música mística, yo le sugerí escuchar algo alegre, pero de tantos temas místicos, solo había uno de música llanera.

Recordaba al S. HERMANO MAYOR en los momentos de esparcimiento, era muy alegre, pulsaba el cuatro y cantaba y esto me recuerda el cantar del celebre cantautor Venezolano Simón Díaz, y de su conocido tema:

"Cuando el amor llega así de esta manera
uno no tiene la culpa
quererse no tiene horario
ni fecha en el calendario
cuando las ganas se juntan"

Tuvimos prolongadas charlas en las cuales se aclararon las dudas y se disiparon las preocupaciones de los jóvenes quienes eran los que más inquietudes manifestaban.

El lugar es muy hermoso, un paraíso en medio del páramo rodeado de cascadas, floridos jardines, y llenos de flores de distintas formas y colores, sobresalen las hortensias con sus racimos de flores azuladas y blancas.

Las confortables y espaciosas habitaciones son templadas, pues bajo el piso circulan corrientes de agua caliente que mantienen una agradable temperatura.

Cantaba Simón Díaz.
Tus ojos reflejan algo
A lo cual yo me resisto
Pero a tu mirada niña
No le conozco el instinto.

Me levantaba muy temprano a contemplar el amanecer del páramo, para percibir con todos mis sentidos la magia alquímica del nacer del nuevo día para llevar dentro de mí esa sinfonía de luces, formas, colores y sonidos, para sentir dentro de mí la revelación de su mensaje.

En el páramo se oían
Lejanos cantos de gallos
Se elevaban al espacio
O perdíance en lo lejano

Las aves con voces tristes
anunciaban sus reclamos
sus sonidos solitarios
Se alejaban por los llanos.

Los frailejones vestían
amarillas flores bellas
Y en el silencio elevaban
sus preces a las estrellas
PPAER

Los cantares de Simón Díaz trasladan la tristeza a la picardía

Las muchachas de Caracas
se conocen caminando
porque menean la colita
como el chivito mamando
¡Caray Maracay!

Las habitaciones del Hotel Páramo, se alinean para dar la imagen de las construcciones de los habitantes del llano, sus silenciosos lagos reflejan la belleza que las circundan.

Al no poder detenerse
las cascadas se despeñan
gritando su ¡ay en cantares!
al estrellarse las penas

Las montañas parecían
tranquilas e imperturbables
contemplando aquel paisaje
de misterios insondables

Y esos secretos que guardan
no los revelan a nadie
esperan que algún día lleguen
seres de honor y cabales
PPAER

El domingo 28 de Octubre vivimos hermosas experiencias, fue nuestro ultimo día de reunión, pues al día siguiente muy temprano viajaría hacia al aeropuerto (el vigía) para trasladarme a la ciudad de Caracas.

La Ceremonia Cósmica Dominical la hicimos protegidos por un techo de paja pero rodeados de hermosos paisajes.

Se bautizo un niño de la R. Hermana Cecilia Maldonado y se bendijo la primera edición del interesante libro "Ejercicios para la salud", una guía para la vida plena y feliz. Universidad de los Andes, Consejo de Publicaciones, Concejo de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico, ilustrado con 156 fotografías a color e inspirado en las disciplinas que nos enseñara el M.S.M.A., Doctor Serge Raynaud de la Ferriere, cuyo autor el Rev. Gag-pa Luis Ramón Guerrero Montoya, celebro de esta manera, el nacimiento de su edición.

Producto de varios años de luchas y esfuerzos, además de experiencias, pues una de sus múltiples ocupaciones consiste en coordinar 12 numerosos grupos de personas (mas de 600) que han trabajado por largos años en el campo de la salud personal.

Al dar termino a la Ceremonia, hubo felicitaciones y abrazos al Rev. Luis Ramón Guerrero. Cayo una lluvia de pétalos de flores sobre el y el texto con lo cual demostraba a la hermandad el jubilo que le embargo.

Recibí un libro con la siguiente dedicatoria:

"A mi maestro Pedro con toda mi gratitud y afecto
Tu kaminante de la luz fuente de inspiración y testimonio viviente del supremo arte de vivir. El arte de la transformación interior. Que tu voluntad sea inexpugnable en el cumplimiento de tu Sagrada Misión. Por los kaminos de la impecabilidad, bondad, humildad y amor. Unidos en el Ideal, vuestro Servidor, Hermano y Amigo Incondicional Rev. Gap-pa Luis Guerrero.

Mi agradecimiento para usted REV. Luis Guerrero.

"Un grupo de bellezas femeninas por la coordinada por la R. Hermana Elvira Sierra, dio la parte festiva al final del retiro.
Luciendo hermosos trajes de la región llanera, inicialmente realizaron un bailable típico y después con música de tambores, ejecutaron un agitado baile de frenéticos movimientos, también hubo poesía y la rifa de un libro "Ejercicios para salud", cuya afortunada ganadora fue la distinguida señora Maygualida Peña. Felicidades, las deliciosas comidas fueron elaboradas por la hermandad, con un rico sabor y él inigualable ingrediente del amor.

El tiempo se ha deslizado pero quedan los recuerdos. ¡Caray Maracay!, dice un triste cantar de Simón Díaz:

Se me murió un becerrito
porque no lo cure a tiempo
becerro, becerro mío
llevo una pena en el alma
abre la puerta tranquero
p' que las penas se vallan.

La Ceremonia de clausura fue muy sencilla y reveladora, con expresiones de sinceridad y promesas de volver.

Al final se repartieron unas coloridas tarjetitas de recuerdo con las palabras del Guru.

"Solo deseo y ansío tu realización,
para que crezcas en todos tus planos
físico, astral, mental y espiritual,
para que comprendas él porque del existir
y nazcas a esa esfera del Conocimiento Superior,
para que algún día seas un trasmisor
De la Sabiduría y de la Luz".


Venezuela, Venezuela,
algún día te cantare
porque quiero que tu sepas
todo lo que te diré.

Aunque yo no pulso el cuatro
me gustaría conocerlo
para cantarte canciones
como solo yo sé hacerlo.


Venezuela, Venezuela
a ti te debo yo tanto
que no te podré pagar
ni con lagrimas ni llanto

Porque en ti nació el Maestro,
quien ilumino mi ser
Don José Manuel Estrada,
Gran Maestre del Saber.

Una muchacha morena
entonaba sus cantares
y su voz nos removía
sueños amor y pesares.

Me comentaba un don Juan
que algo tienen tus mujeres
que cuando menos lo acuerda
se enreda entre sus quereres.

Los cantares de la tarde
el viento los va llevando
solo quedan los recuerdos
que me siguen resonando.

Justamente al finalizar la reunión el Aguador Celeste derramo sobre nosotros su cántaro de lluvia.

Pax. Guru Pedro Enciso Ruvalcava.