Make your own free website on Tripod.com

UNA ESTAMPA DEL SENDERO
Miami, Florida, U.S.A.
28 de Agosto del 2005

"La Experiencia del Katrina"

El miércoles 25 de agosto, en la ciudad de Miami, nos encontrábamos en la residencia del R. Hno. Alberto Antonio Puig Gómez, primo del Rev. Ga. Carlos Santos Puig, nos hubimos reunido por la tarde para hacer una meditación ante la anunciada llegada del huracán "Katrina"; por la mañana después del ceremonial, nos dirigimos al Dpto. del Rev. Carlos Santos para atender mis correos y otros asuntos.
Se había anunciado por las autoridades de Miami que el huracán era de nivel uno, es decir de no mucha intensidad y que se estaba alejando de Miami hacia el Norte, pero hizo un extraño movimiento y regresó a la ciudad directamente con fuertes vientos, en realidad fue de un nivel más intenso ocasionando grandes daños a la ciudad.

El Dpto. del Rev. Carlos, se encuentra en el séptimo piso de un edificio a través de su ventana se observaba el acontecer, al principio se presentaron fuertes lluvias y vientos cuyas ráfagas pronunciaban sonidos que anunciaban lo intenso de su furor.

La ciudad quedó en tinieblas, pero nosotros nos encontrábamos en un lugar bien protegido y resguardado. El Rev. Carlos sacó una guitarra y empezamos a cantar, recordando la sentencia de que "a mal tiempo, buena cara".

Al avanzar la noche nos fuimos a dormir, sin embargo yo regresé y recostado en el confortable mueble de la sala, me quedé observando el espectáculo increíble de la naturaleza. Avanzada la noche cesó la lluvia, pero los vientos azotaron hasta el día siguiente.
La corriente eléctrica se suspendió así que no se podía cocinar, pero la administración del edificio nos obsequió unas calientitas y deliciosas pizzas vegetarianas.
Durante estos días no pude trasladarme a la ciudad de Naples como lo habíamos planeado pues las carreteras estaban inundadas, poco a poco se fue restableciendo el orden.
El gobernador del estado de la Florida, hermano del Presidente Bush declaró el área afectada "zona de desastre" multitud de cuadrillas de trabajadores todavía con algunas lluvias secuelas del huracán, trabajaron intensamente. Por la noche siguiente se restableció el servicio eléctrico y todo fue normalizándose con gran rapidez, recorriendo las calles de la ciudad de Miami, después de haberse alejado el huracán observamos el poder destructivo de Katrina, centenares de árboles se cayeron, además de anuncios destruidos, semáforos torcidos y muchos daños a las construcciones.

El Rvdo. Gagpa Carlos Santos comentó "una experiencia más para el Gurú", tomaba muchas fotografías de los destrozos que había ocasionado este huracán para realizar un descriptivo reportaje.

En los últimos mensajes bíblicos que recibimos durante la disciplina del ceremonial, salieron al azar sendas sentencias bíblicas anunciando la ira divina para aquellos que habían seguido las sendas del materialismo y del placer, y el olvido de su creador.

Con un saludo fraternal para todos,

Con mi amor de Maestro,

Pax…

Gurú Pedro Enciso Ruvalcaba