Make your own free website on Tripod.com

UNA ESTAMPA DEL SENDERO
Miami, Fl. 29 de Agosto del 2005

"Un ritual de la tradición Judía"

El Resp. Hno. Alberto Puig es un practicante de la tradición Judía. El sábado 27 de agosto por la noche, llegaron a la residencia del R. Hno. Alberto Puig un grupo de cuatro miembros de la tradición Judía.
Agradecí la invitación a participar en la ceremonia que iban a realizar. El Hno. Eleazar fue quien dirigió el ritual.
Su objetivo fue el de purificar la residencia del R. Hno. Puig.
Inicialmente nos despojamos de todos los objetos de metal que traíamos consigo.

El R. Hno. Alberto Antonio Puig y su esposa María Piedad Cordobés fueron nuestros anfitriones. El ritual tiene un contenido de elementos tales como: concentraciones, mudras, visualizaciones y algunas vocalizaciones.

Permanecí en silencio y atento durante la ceremonia.
Cuando el Hno. Eleazar, después de una etapa de visualización, pidió a los participantes que dijeran lo que habían percibido, sus comentarios fueron en relación a la paz, la armonía, felicidad y amor que habían percibido en el matrimonio de nuestros gentiles anfitriones yo confirmo esa realidad pues durante los días que he permanecido con ellos ha observado que hay una hermosa comunicación entre ellos saturada de dulces palabras, sonrisas, bromas, cariños, etc,.
La armonía se percibe por todos los espacios de su residencia, son seres excepcionales.

Después de haber transcurrido esta etapa de la ceremonia, el R. Hno. Eleazar se dirigió a mi para comunicarme que el había recibido un importante mensaje relacionado con mi trabajo misional coincidentemente el R. Hno. Alberto Puig me había dado las mismas recomendaciones y al consultar el I Ching me apareció algo muy similar.

Que conjunto de coincidencias pensé, le comenté al Hno. Eleazar que ya había percibido este mensaje, pero me resultaba muy difícil seguir las indicaciones que me daba debido al conjunto de responsabilidades que tenía.
Que tenía que reflexionar y meditar mucho para llevar a cabo las indicaciones sugeridas por todos.

El R. Hno. Eleazar me recomendó lo siguiente:
Vaya usted solo a un parque por la mañana y abrace un árbol que le inspire sea su amigo; abrácelo y pídale que le revele lo que debe hacer con relación a su situación. Después se pone la mano izquierda sobre el corazón y mirando al oriente vacía su mente de toda idea y permita recibir la comunicación con actitud receptiva. Así recibirá la respuesta. Y no se olvide de pedir por Israel.

Después de sus recomendaciones invitó a todos los participantes a ponerse de pié y mirarme cada uno los ojos tomándome con sus manos y permanecer unos momentos en comunicación mental para percibir mi alma.

Todos expresaron que había percibido un hermoso mensaje y me abrazaron con sinceridad y amor fraternal y me manifestaron su apoyo.

Para finalizar la ceremonia, el R. Hno. Eleazar nos describió el ejercicio siguiente:

Mirando hacia el este de cada uno, llevó su mano derecha a la frente expresando: "Me recuerdo que yo no existo en los pensamientos de la mente donde no existo yo".

Luego se baja la mano derecha y colocando la mano izquierda sobre el corazón, se expresa:

"Me recuerdo que yo no existo en los sentimientos, el corazón donde existo yo".
Continuamos repitiendo estas sentencias 8 veces cada una.

Este ejercicio se recomienda realizarlo todas las noches.

En el ambiente se percibía mucha paz, alegría con un egregor especial de verdadera fraternidad.

Nos despedimos con un abrazo fraternal diciéndonos al oído "gracias por existir".

Con mi amor de Maestro,

Pax…

Gurú Pedro Enciso Ruvalcaba.